19 de octubre de 2014

Pelito para muñeca II



La muñeca de hoy tiene un doble propósito: 

Por un lado es un proyecto solidario, pues colaboro con una Fundación que ayuda a niños de bajos recursos y sus familias. Como voluntaria, dono muñecas que tejo y lo recaudado contribuye a solventar algunas dificultades.

Por el otro, me sirve para explicarles otra manera de hacerle el pelo a las muñecas. Ya les había contado antes la forma que encuentro más fácil.

La ventaja de este tipo de "peluca" es que requiere menor cantidad de lana que la versión fácil, pero necesitan un poquito, solo un poquito más de paciencia. 

Necesitan enrollar la lana en un libro o una revista, con más cuidado que con el método anterior, ya que es muy muy importante que las hebras queden separadas, una al lado de la otra.





Cuando tengan la cantidad suficiente para cubrir la cabeza de la muñeca de frente a nuca cortan la hebra. Recuerden hacerlo del mismo lado en que tienen el otro extremo la la lana. En la foto ven que tengo el primer extremo en la parte inferior de la revista, así que corto la hebra también en la parte inferior de ella.


Ahora viene lo bueno. Van a pegarle en la parte superior (en el lomo) un trozo de cinta adhesiva. Esto les va a ayudar a que las hebras no se les entrelacen.


Saquen el pelo de la revista con cuidado y corten los bucles que se forman en la parte inferior.  


Les queda así:


Con una aguja que tenga punta (no las punta roma) cosan  las hebras, por supuesto que con la misma lana que usaron para el pelo. Yo usé una puntada simple de ida y de vuelta, pero pueden usar punto atrás en una sola dirección.


La idea es asegurar todas las hebras para luego colocar esta "peluca" en la cabeza de la muñeca.


Una vez que la tengan cosida es hora de probarla. Aquí es donde ustedes necesitan decidir en qué ángulo les gusta más. Prueben con la raya al medio...


 Y de lado...


Una vez que lo decidan, cosan la peluca a la cabeza haciendo varias puntaditas, no demasiadas porque aún tienen que quitar la cinta adhesiva. 

Retiren la cinta adhesiva con mucho cuidado. Ella se les va a ir rompiedo en pedacitos, está bien, solo háganlo despacio y con paciencia.  


Hagan otras puntaditas en la base de la nuca, eso le da una linda forma.




Tomen un puñado de hebras de las que están al frente de la cara y enrósquenlas sobre sí mismas para darle este aspecto de onda sobre el rostro y aseguren con otra puntadita cerca del hombro
.


El flequillo puede ser una linda opción...

Finalmente, con la tijera emparejen las puntas.


 Y allí está, otra forma, de las muchas que hay de hacerles el pelo a sus muñecas tejidas!


Image and video hosting by TinyPic

13 de octubre de 2014

Unas primas lejanas

Este fin de semana largo estuve ampliando la familia de las González...


Ahora tienen unas primas: las Martínez.


Ambas están vestidas con overol (o bragas), porque son jardineras.


Y recogen flores que llevan en sus manos...


En la cabeza...


Y en las piernas...





Image and video hosting by TinyPic

11 de octubre de 2014

Contra esas fastidiosas hebritas de lana



A veces el hilado se deshilacha y se ven las hebras que lo forman. Si estamos tejiendo con lana, por lo general es fácil juntar las 4 hebras de que está hecha, pero si estamos trabajando con hilo de algodón podemos llegar a tener 12 hebras.

La cosa se pone peor si lo que queremos es hacer un detalle muy pequeño, que quede fino y prolijo. Por ejemplo, cuando hacemos pestañas, cordones de zapatos, lacitos e incluso el pelo de las muñecas.


La solución es fácil: esmalte de uñas.

Solo hay que aplicar una gota en la punta del hilado. Lo más probable es que la absorba y tengamos que agregar otra, pero no se apresuren a embadurnar la lana de una sola vez porque les va a quedar muy rígido y corren el riesgo de que caiga en el tejido. Mejor, apliquen una sola gota primero y luego otra. Con los dedos enrosquen el hilado y dejen secar.


Y por supuesto, utilicen esmalte que sea transparente!

Image and video hosting by TinyPic
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...